Mamá, Papá: tengo algo que decirles

La familia es el centro de la comunidad Latina. Nuestras familias tienen la capacidad de apoyar, aceptar y amar a todas/os sus miembros. La familia también puede transformar la sociedad. Cómo cada familia enfrenta la “noticia” de que uno/a de sus miembros es lesbiana o gay va a determinar la salud y felicidad de toda la familia.

Pero para tomar una buena decisión es necesario tener la información correcta y suficiente. Una familia que está lidiando con una hija o hijo gay debe saber que la homosexualidad no es ni enfermedad ni pecado.

 

Preview Download